Un preso deberá ser llevado jugar al fútbol para tratar su adicción a las drogas

Por orden de una jueza, un detenido que cumple prisión domiciliaria en la ciudad entrerriana de Concordia está bajo un tratamiento por su adicción a las drogas, deberá ser llevado a jugar al fútbol dos veces por semana, acompañado por al menos dos efectivos policiales.

Según publica El Entre Ríos, la medida de la jueza María del Lujan Giorgio beneficia a Kevin Berguñán, un joven que actualmente cumple prisión domiciliaria y espera ser juzgado por una seguidilla de cinco hechos en los que se lo acusa por “tentativa, hurto, hurto agravado en grado de tentativa y robo agravado”.

En concreto, la jueza ordenó que en el marco de su tratamiento para combatir su adicción a las drogas, deberá ser acompañado por mal menos dos efectivos policiales hasta el Club Pesca de la ciudad de Concordia.
Para cumplir con la orden, la Policía de Concordia debe disponer de un patrullero y al menos dos efectivos, los días martes y jueves de 16 a 18, y realizar un recorrido total de 26 kilómetros entre ida y vuelta desde la casa del detenido hasta el club donde practicará deportes.
La medida de la jueza expresa que, durante su estadía en el Club Pesca, Kevin debe estar en todo momento “bajo severa custodia”.

La orden de llevar al detenido dos veces por semana a realizar actividad física se suma a otra medida, que ya se aplica, y que consiste en que policías lo llevan tres veces por semana a una iglesia.
fuente: la voz http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/un-preso-debera-ser-llevado-jugar-al-futbol-para-tratar-su-adiccion-las-drogas

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus