Paula Chaves reveló la dura lucha de su madre para superar las adicciones

La conductora y modelo abrió su intimidad en una entrevista con la revista Gente para contar su difícil historia familiar.

Paula Chaves está en plena promoción de su nuevo programa (Bake off, que irá los domingos a las 22.30 por Telefe), y por lo tanto está afrontando varias entrevistas periodísticas. En una de esas charlas, concretamente con la revista Gente, sorpredió que abriera su corazón para revelar aspectos difíciles de su familia, en especial con su mamá. “Mi vieja me tuvo a los 22. Pasó años entregada a sus hijos y a la casa. Un día, entrados los 2000 y después de un derrotero de situaciones y habernos fundido económicamente, ella y papá se separan. ¡Me pegó tan duro! Me enojé mucho con los dos estuve muy angustiada. Con decirte que hasta el día de hoy mi sueño es volver a verlos juntos. Mamá, con cuarenta y pico, se vio sola. Sin profesión. Sin saber hacer nada. Y se deprimió. Comenzó a tener actitudes raras y debió recibir atenciones psiquiátricas. Mis hermanos (Delfina y Gonzalo), que todavía eran chicos, decidieron vivir con papá. Yo estaba embarazada de Oli y me molestaba mucho con ella: “¡Má, no puedo creer que llores! ¡Debés estar bien, por nosotros!”. Al poco tiempo buscó alivio en el alcohol. Después comenzó a tomar dosis dobles de antidepresivos, a mezclarlas con la bebida, y entonces se perdió. Porque todos los adictos necesitan tocar fondo”, contó en la nota.

También comentó cómo fue el momento en que tuvieron que decidir por la internación para que ella pueda superar sus adicciones. “Cuando entramos en su casa y la vimos, en un cuadro tremendo, con la frente lastimada, supimos que no había otra opción más que la internación. Mamá estaba en peligro. Yo misma, embarazada de Balta, la llevé a la comunidad terapéutica. Con todo el dolor que implicaba: estaba tratando de ayudar a mi vieja en el momento en que yo más la necesitaba. Me iba de ahí preguntándome: “¿Volverá a ser mi mamá de antes?”. Cuatro meses después nació Balta. Ella había comenzado la desintoxicación, que es algo muy difícil, y no pude ir a verla”.

“Acompañar a un adicto no es fácil, porque nunca hay respuestas a tantas reacciones: nada es blanco o negro. La salvación está en la internación, aunque debamos obligarlos. A los afectos de quienes padecen una adicción les digo: busquen ayuda en los grupos de contención para familiares. Hay que sacarse la vergüenza y los prejuicios del “qué dirán”. Muchas veces, después de las charlas, me secaba la cara y me iba al canal. Déjense ayudar, porque eso ayuda. Es un camino desgastante, pero posible”.

Lo positivo es que hoy, la situación de su madre está mucho más controlada: “Después de un año y medio de tratamiento volvió a Lobos con mi tía Claudia, donde pasó algunos meses. Si hoy soy más feliz es porque la veo feliz. Recuperamos a la mamá que nos acompañaba de cerca, que estaba pendiente en la primera fila de los actos del colegio, la que nos enseñó a cocinar y a comer saludable. Mi vieja pelea fuerte, porque es una lucha diaria. Como buena budista, quiere ayudar a los demás. Hoy se mudó a Las Cañitas, y está empeñada en conseguir trabajo. Te juro que la veo atendiendo un local: es súper confiable y muy carismática. ¡Y está tan linda…! Ella fue modelo publicitaria, salió Reina Nacional de la Flor y hasta trabajó con Tato Bores. Siempre contaba cuentos de cuando Cris Morena y ella viajaban juntas en colectivo para presentarse a los castings”, finalizó Paula.

FUENTE: la voz http://vos.lavoz.com.ar/tv/paula-chaves-revelo-la-dura-lucha-de-su-madre-para-superar-las-adicciones

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus