La soja cae en el mundo pero sube en Rosario: por qué vale más que en Chicago

Tras el brusco descenso que sufrió el precio internacional de la soja el miércoles, como consecuencia de los aranceles “extra” del 25 por ciento que China le impondría a 106 productos de Estados Unidos, incluida la oleaginosa; el mercado de Chicago abrió este jueves con leves subas.

De todos modos, el dato sobresaliente de las últimas horas fue que, lejos de copiar la trayectoria bajista del principal mercado de referencia, en Argentina la soja subió y amplió su brecha positiva en relación a los valores internacionales.

Ante la posibilidad de que, al disminuir sus compras de soja a Estados Unidos, China enfoque su mirada hacia Sudamérica, en Rosario la cotización del grano disponible aumentó de 6.000 a 6.100 pesos (el equivalente a 305 dólares), mientras que el contrato mayo del mercado de futuros del Rofex se negoció a 307,5 dólares, dos dólares por encima del martes.

Si se tiene en cuenta que ese es el precio descontadas las retenciones, que hoy son del 28 por ciento y en mayo bajarán al 27,5 por ciento, esto significa un valor “real” que supera los 400 dólares, cuando en Chicago el futuro mayo cerró a 373 dólares.

De hecho, el Valor FOB (sin retenciones) oficial que fija el Gobierno nacional se ubicó en 404 dólares el miércoles, mientras que la Bolsa de Rosario lo situó en 413 dólares.

En otras palabras, en Argentina la soja vale, como mínimo, unos 30 dólares más que en el mundo.

Números

En su comentario diario del mercado de granos, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) destacó que la “guerra comercial” desatada entre China y Estados Unidos “podría fomentar las exportaciones argentinas del poroto y derivados de soja hacia el gigante asiático, con lo cual las fábricas locales aumentaron su propuesta de compra”.

En un análisis más amplio enviado a los medios, la BCR recordó que China es el principal importador mundial del poroto, concentrando el 60 por ciento de las compras mundiales.

Sólo para este año, esto significa 100 millones de toneladas, que generalmente importa en un 50 por ciento desde Brasil, 40 por ciento desde Estados Unidos y el 10 por ciento restante desde Argentina y Paraguay. Argentina, de todos modos, vale recordar que es el principal exportador de harinas y subproductos de la oleaginosa.

Inversamente, China es el destino del 60 por ciento de las exportaciones totales de soja de Estados Unidos, que para la campaña 2017/18 representa un volumen total de 37 millones de toneladas.

Entre Brasil y Argentina, en la presente campaña, podrían cubrir 70,5 y siete millones de toneladas, respectivamente; es decir, incluso si todo el saldo exportable de poroto de soja sudamericano se destinase a China, los despachos combinados de ambos países no alcanzarían a cubrir las necesidades de compra de esta nación.

En principio, Brasil asoma, según la Bolsa rosarina, como el potencial ganador en lo que se refiere a market share del comercio de la soja en grano.

Potencial

¿Cuál es la oportunidad para Argentina? “Podría suceder que China opte por sustituir parte de la importación de poroto por el subproducto terminado; es decir, importar menos poroto y más harina y aceite. En este último caso, nuestro país, como principal exportador mundial de ambos bienes, podría ver mejorar sus colocaciones”, indicó la BCR.

Otro punto a atender, desde la mirada de esta entidad, es que China requiere de poroto de soja de mayor contenido proteico que el que viene abasteciendo Argentina, por lo que sería necesario que los productores y empresas locales empiecen a apuntalar este ítem de calidad.

“A largo plazo, en caso de procederse con las medidas anunciadas, podrían reacomodarse los flujos internacionales de comercio de modo que se incrementen los embarques sudamericanos a China y Estados Unidos destine una mayor proporción de su poroto a otros destinos alternativos. En tanto se alcance una nueva situación de equilibrio, el shock de corto plazo presionaría a la baja los precios de la soja estadounidense mientras que subirían las primas para los embarques sudamericanos, ampliando la brecha entre ambos orígenes”, concluyó la Bolsa de Rosario.
Fuente:la voz http://agrovoz.lavoz.com.ar/agricultura/la-soja-cae-en-el-mundo-pero-sube-en-rosario-por-que-vale-mas-que-en-chicago

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus