La polémica con Peppa Pig: ¿Es nociva para los niños?

El dibujo es uno de los más populares entre el público infantil y abrió la discusión por los valores y compartamientos que transmite.

Peppa Pig, uno de los dibujos animados más populares entre el público infantil generó polémica por su contenido y los valores que transmite.

Creada en 2004, se emite en unos 180 países, sin embargo, en China, la serie fue objeto de censura por considerarlo “un ícono subversivo de una juventud ociosa y antisocial”.

Peppa es una cerdita de rasgos antropomorfos que vive con su hermanito George y sus padres: Mamá y Papá Pig. Las historias que cuenta tienen como escenario principal su hogar, aunque también recurre a paseos en coche o las casas de sus amigos.

Según informó la agencia AFP, al menos 30.000 episodios del programa fueron retiradas de la plataforma de videos Douyin y la etiqueta #PeppaPig fue prohibida en el gigante asiático por la “adicción” que genera en los niños y “las derivas comerciales en torno al personaje”.

En 2017, Peppa se popularizó en China y comenzaron a aparecer productos del dibujo animado, como calcomanías, tazas, relojes, ropa, entre otros objetos.

Una psicoterapeuta australiana, Karen Phillip, consideró que “los niños pierden la capacidad de desarrollar habilidades en empatía y leer el lenguaje corporal de otras personas porque no están en sintonía con él”. Y advirtió que la serie tiene beneficios si los pequeños la ven con sus padres, de lo contrario no.

En tanto que algunos padres consideran que la cerdita fomenta mal comportamiento y el “bullying” infantil al molestar a su hermano pequeño George.

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus