El prófugo de Río Tercero se cosió los ojos y la boca como castigo

En la mañana de ayer, Pablo Sebastián Loza, acusado de golpear a un joven de 18 años en Río Tercero, se defendió de las acusaciones y le preguntó al fiscal que investiga el hecho, Alejandro Carballo, por qué está “ensañado con él” a través de videos publicados en Facebook.

En horas de la noche, volvió a enviarle un mensaje al magistrado. Pero en esta oportunidad, las imágenes son horrorosas. El prófugo decidió castigarse cosiéndose la boca y los ojos.

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus